Los ciclistas son vistos en nuestro país como seres apacibles que aman la naturaleza y la ciudad, ciudadanos de primera que deciden no contaminar y ser felices pedaleando como hippies en la Francisco de Miranda. Pero en otras ciudades son muy odiados, vistos como plagas urbanas que ponen en riesgo la vida de peatones y conductores (como los motorizados en Caracas pues).

El trailer que les dejo allá arriba refuerza ese rechazo y no trata de quitar el estigma a los ciclistas extremos del primer mundo. Line of Sight es una visión privilegiada al micromundo de los mensajeros ciclistas y sus carreras alrededor del planeta.

Vean esto a full pantalla y prepárense para apretar los dientes de la angustia.

Por más de una década, el ciclista y director Lucas Brunelle ha montado junto a los ciclistas urbanos más salvajes, rápidos y habilidosos de todo el mundo, capturando imágenes brutales y realmente peligrosas con su cámara-casco, lo que nos hace sentir como parrilleros en una carrera que parece terminar con los sesos en el pavimento.

Las imágenes parecen ser muy extremas, con caídas, comidas de semáforo, puertas que abren a última hora y frenazos que evitan una muerte segura. El documental presenta material grabado en más de 30 ciudades, con escenas sobre ríos congelados, bajo el agua, en la Muralla China y hasta en las junglas de Guatemala. No sé quién coño piensa en ir a montar bicicleta allí, pero bueh…

Por cierto, esas imágenes que ven allí de los ciclistas cayéndose a tiros no es para que se asusten, eso formará parte de los extras que vendrán en el DVD, donde se incluye un cortometraje de acción donde la típica persecución entre personajes ocurre en bicis.

La gente se está cayendo a insultos en los comentarios de Vimeo donde está alojado el trailer, diciendo que los ciclistas que hacen esto son escorias y deberían morir debajo de un carro. Me gustaría escuchar sus opiniones, así que desahoguen sus pensamientos en los comentarios!