No es un secreto que todos los hombres vemos los videos de Katy Perry porque la chama está chévere y siempre sale con poca ropa, así que por ese lado, la cuestión cumple. Ahora, si nos ponemos analíticos y críticos nos damos cuenta que el video es una melcocha edulcorada que te dejará caries cerebrales.

El avión donde viaja Katy Perry se estrella en Amazonas, pero ella y su novio pargo se salvan, deciden explorar la densa jungla venezolana y no duran ni 30 segundos cuando un cunaguaro mal hecho por computadora le salta al tipo y lo mata.

La chica poco a poco recibe el espíritu de María Lionza y se convierte en una reina de la jungla que no solo domina la fauna y flora del lugar, sino que consigue mariquear las especies y pintarle las uñas, todo en un set bien falso y que se acerca bastante al de una parodia porno de Tarzán.

Pero Katy está buena pues.