Si tienen la mala suerte de seguirme en Twitter, se habrán dado cuenta que desde hace algún tiempo tengo una obsesión bastante recurrente con la música que está haciendo TLX, especialmente su último EP, Medios de Transporte (y que puedes descargar aquí).

Bueno, en aras de dejar todo claro y explicarme, he decidido hacer este listado de 5 razones por las que TLX es, actualmente, la mejor banda de rock de Venezuela. Antes de sentirte ofendido o apoyarme, haz click en el salto, escucha, mira y lee…

5.- Son de Maracaibo: como ya hemos dicho (y gracias a Dios, comprobado), Maracaibo es el futuro de Venezuela. Tienen bares orgánicos, tiendas de galletitas sifrinas lindas, locales nocturnos brutales, lugares baratos de pizza, terrazas para tomar birras, marcas de accesorios pa la cabeza, blogs de playlists y todo lo que no hay en CCS (o si hay pero es caro y/o lleno de colegiales). Maracaibo es el Oslo de Suramérica y el Brooklyn de Venezuela, por lo tanto, las bandas que salen allí están un paso más adelante de las que tenemos en la capital. A eso se le suma el swag marabino con el que nacen los que son de allá.

4.- No los conozco: al leer esta nota seguramente pensaron “aquí está el jalabola este hablando de sus amigos” pero no, no sé quienes son los miembros de TLX, si los veo en la calle no los reconozco, ellos no me conocen, no sé como se llaman, no tengo claro si son 2, 4 o 3 y de verdad no me interesa; lo importante es que la música que hacen es tan brutal que no quiero salir del iTunes y averiguar nada sobre ellos. Eso es muy raro que ocurra hoy en día, ¿no? El interés que me generan es totalmente objetivo y ligado a su música.

3.- No suenan en la radio: Aquí viene el factor cool/underdog/renegado/Mad Max/Jean Claude Van Damme en Contacto Sangriento/comemierda de la vaina… Son de las pocas bandas venezolanas conocidas que no están en rotación en las radios nacionales (aclaratoria, en algún momento sonó un tema, pero creo que a nivel de emisora local y hace tiemmmmpo), eso los hace depinga automáticamente, tienes esa sensación de mojoneo mental porque sabes de ellos y los demás no, o porque escuchas una vaina “poco comercial” que aún no ha sido aceptado por el “sistema”. No entiendo por qué no están en la rotación de una emisora (cuando fácilmente podrían sonar) y capaz es mejor así, después le agarran el gusto y la cagan grabando una versión terrible de Mi Querencia.

2.- El sonido: cualquier tema de TLX te transporta a otro momento en el pasado. El sonido que logran es perfecto para el estilo de música que hacen, nostálgica y brillante, pero sin malpegadez u obsesión. Lo mejor del caso es que, hasta donde sé (recuerden que no los conozco) todos los discos son grabados y producidos por ellos mismos en estudios o casas de sus integrantes, convirtiéndolos automáticamente en músicos autosuficientes que no necesitan ir a mezclar a New York o masterizar en Chicago para lograr un producto de calidad. Otra prueba más que el talento mata pinta. Por si fuera poco, algunos de sus integrantes tienen proyectos paralelos muy distintos a TLX (Presidente es uno de varios), lo que amplía sus rangos de conocimiento y ejecución musical.

1.- Cayayo: Por mucho, el mejor tema de rock nacional que he escuchado en años y la única razón necesaria para dejar claro que TLX es la mejor banda de Venezuela en este momento. Bring on the haters.