Luego de hacerse una carrera a base de una potente mezcla de blues y rock, con el protagonismo de guitarras cochinas e infinidad de pedales vintage, Dan Auerbach y Patrick Carney ha ampliado sus horizontes al trabajar con el reconocido productor Danger Mouse, lanzando discos cada uno por separado y colaborando con conocidos artistas de hip hop para el disco BlakRoc. Evidentemente eso tendría influencias en su sonido, y este último trabajo no pretende esconderlo.

Con unos ritmos de batería que podrían pertencer a The Roots, la ausencia de esas clásicas guitarras en esteroides y un nueva especie de falsete de Auerbach, Everlasting Light nos da la bienvenida al disco, advirtiéndonos que se alejan del sonido del clásico Rubber Factory. Next Girl, Tighten up (cuyos videos posteamos hace unas semanas) y Howling for you, recuperan un poco la preminencia de las guitarras distorsionadas, pero dentro del nuevo sonido definitivamente más pegajozo, funky y con influencia R&B.

Black Mud es una joya de canción que recuerda al clásico Chunga’s Revenge y de allí en adelante, la cosa se va tornando más calmada e interesante, dejando un “sabor” que recuerda a Marvin Gaye, Aretha FranklinWilson PickettJerry Butler.

Alejándose de su zona de seguridad y ampliando su sonido, comienza una prometedora faceta para el dúo, con la que esperemos finalmente terminen las comparaciones con los White Stripes, que los han perseguido a lo largo de su carrera. Un buen disco, que pueden comprar el 18 de mayo o bajar acá.