Mañana 24 de julio, sale a la venta el segundo disco de Passion Pit, y para celebrarlo hicieron este video donde un vigilante de museo se mete un poco e pepas y comienza un viaje que evidentemente terminará muy bien, como pasa siempre que un vigilante se endroga en el museo donde trabaja.

Con este temazo, el nuevo disco promete ser una joya que induce a los estupefacientes y rumbas tipo Wild On (descarguen el disco Gossamer acá). El video fue parte de un concurso que realizó la banda y que ganó Greg Barth, amante de los museos, esos lugares que rebosan de sexualidad y calenturrismo en cada sala de exposición.