Mientras aquí se pasan cadenas por redes sociales y algunos filosofan en YouTube con comerciales sobre hombres del pasado que no ayudan a saber si deben vender la fábrica o no, alegando panoramas políticos y paralelismos con la realidad venezolana; los japoneses invierten su tiempo en maquinar ideas realmente raras, que están mucho más allá del bien y del mal, de lo normal, lo anormal y lo completamente surreal.

La más reciente prueba de lo que digo es este comercial que acaban de lanzar para vender el Toyota Auris, que seguro te dejará perturbado o atraído, no lo tengo claro, en parte porque no sé quién eres o cuáles sean tus gustos… El punto es que tienes que darle play, verlo y comentar tus impresiones.