Después de ver este video me tuve que alejar de la humanidad para tener un tiempo de reflexión conmigo misma. ¿De verdad me parecía genial un video donde aparece un montón de pole dancers bailando hasta el infinito en un tubo que flota en el universo? ¿De verdad me pareció la cosa más sexy que había visto en siglos? ¿Será que ya no soy heterosexual? ¿Nunca lo fui?

Diplo, una vez más, me dejó con un montón de preguntas profundas rondando en mi cabeza. Tuve que pedirle una ayudadita a Aymara, pero me repuse a tiempo para poder escribir esta nota… Decidí darle un approach más objetivo y descifré, sin cuestionar mi sexualidad, por qué me pareció tan genial:

1) Ese tipo de música siempre me ha gustado y la canción está bastante sabrosonga, me recuerda mi época dorada de party hard… que fue el fin pasado.

2) Son mujeres semi desnudas en posiciones comprometedoras bailando en un tubo. Mi hombre interno likes it.

3) Están en el espacio y hay globos, palomas, un avión, escarcha, pacas de dinero y fuegos artificiales. Cosas que en realidad puedes encontrar en el espacio, pero la NASA te lo ha ocultado.

4) En el minuto 2:54 pareciera que uno de los fuegos artificiales saliera de la pussy de la pole dancer.

5) El minuto 2:31 es súper chistoso.

Quizás a Uds. les parezca de mal gusto, pero recuerden que están leyendo la opinión de una chica a la que le gustó el video de Major Lazer – Pon de Floor. Diplo y yo somos bastante classy y elegantes. Deal with it.