La TR-808 Rhythm Composer fue una drum machine lanzada al mercado por Roland en 1980 con la intención de permitirle a los músicos hacer maquetas rápidas de canciones que luego serían grabadas propiamente en estudio, es decir, fue un aparato musical creado para no usarse en grabaciones “serias”, sino para plasmar ideas rápidas e intercambiar bocetos sonoros.

Sus característicos sonidos la convirtieron en una de las fuentes de sonido más importante desde su salida al mercado. Luego de ser descontinuada en 1984, su legado permanece vigente a través de sampleos, patches para software y kits de sonidos que aún son utilizados por productores en todo el mundo.

Este video le rinde un homenaje a la máquina que ha inspirado a millones de músicos, fanáticos y melómanos, además de mostrarla a una generación que aún la escucha y nunca la ha visto en físico.