Si han estado pendiente de nuestro timeline de Twitter, se habrán enterado que hace algunos días colocamos la noticia de cambio de identidad del rapero Snoop Dogg a Snoop Lion, además de su salida del mundo hip hop para entrar de lleno al rastafarismo y el reggae.

Como toda esta movida está más que calculada, la productora audiovisual de Snoop y la gente de Vice se unieron para producir Reincarnated, un documental que cuenta esta reinvención del hombre nacido como Clavin Broadus, su viaje a Jamaica, la grabación de su nuevo disco de reggae y toda esa paja para hacer creer a la gente que todo esto es de verdad.

No quise venir a Jamaica solo para hacer un disco y dejarme crecer los dreadlocks, los rastafaris me llamaron” dice Snoop en algún momento del adelanto, que como era de esperarse, está plagado de planos del rapero fumando monte en cualquier parafernalia mariguanera existente, lo que no dista mucho de cualquier videoclip o reality show donde salga el pana, solo que aquí no habrán tiroteos y Cadillacs, sino negritos en shorts, gorritos tejidos, leones aerografiados y toda esa estética rastafari que es realmente horrible.

Snoop asegura que dejará por completo el mundo del hip hop, que no volverá a grabar un disco de rap y que todo esto es real, incluso ha llegado a decir que su conversión al reggae ha sido potenciada luego que el espíritu de Bob Marley reencarnara en él, de allí el título del documental. Lo que me queda de todo esto es que la mariguana te achicharra el cerebro.

Reincarnated estrenará en el Toronto International Film Festival, pero dudo que logre demasiado éxito o interés en el público, insisto que esto no es más que otra movida del departamento de marketing del tipo.